Vacuna contra COVID-19 oportuna y de acceso justo para los hondureños

Vacuna contra COVID-19 oportuna y de acceso justo para los hondureños

  • La inmunización contra COVID-19 en Honduras debe regirse bajo un plan integral, un registro público, transparencia y una campaña de información para la población.

Luego de meses de incertidumbre, el Estado de Honduras ha asegurado vacunas para alrededor del 66% de la población elegible; sin embargo, no hay información clara y pública sobre las fechas de llegada de gran parte de las vacunas compradas y de las acciones que el gobierno está tomando para asegurar vacunas para el 100% de la población elegible. 

En comparación a otros países de la región, elgobierno de Honduras tardó más en asegurar las adquisiciones de vacunas contra COVID-19. Para mediados de febrero, Honduras era uno de los pocos países en América Latina que todavía no había recibido ningún lote de vacunas y, por ende, no había empezado a vacunar.

El primer lote de vacunas aseguradas para el pueblo de Honduras, divulgado de forma pública, fue el reservado por el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) a la farmacéutica AstraZeneca. Alrededor de 1.4 millones de vacunas para 700 mil afiliados del IHSS.

Después del cuestionamiento de la población respecto a otras acciones del Estado para asegurar más vacunas, el 24 de febrero de 2021, el gobierno anunció mediante un comunicado la llegada de 5,000 vacunas donadas por el gobierno de Israel.

Posteriormente, el gobierno comunicó la participación de Honduras en el Fondo de Acceso Global para Vacunas COVAX, impulsado por la Organización Mundial de Salud (OMS). De acuerdo con el sitio web de COVAX y al Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), mediante este mecanismo Honduras podrá recibir dosis hasta para el 20% de la población elegible. Esto equivale a alrededor de 9 millones dosis. El 2 de marzo de 2021, COVAX publicó una lista de la primera ronda de asignación, en la que figuraban 424,800 dosis para Honduras.

Además de las adquisiciones del IHSS, las donaciones de Israel y de COVAX, la Secretaría de Salud únicamente ha hecho una adquisición de vacunas por medio de compra. El 9 de marzo de 2021, el gobierno informó al pueblo hondureño sobre la suscripción de un contrato con la compañía rusa Sputnik-V para la compra de 4.2 millones de dosis.

Información sobre las compras y distribución de la vacuna contra COVID-19 en Honduras

Con la compra del IHSS, la donación de Israel, la donación proyectada de COVAX y la compra a Sputnik-V, el gobierno de Honduras ha asegurado alrededor de 7.5 millones de dosis de vacunas. De acuerdo con el PAI, esto cubriría alrededor de 3.7 millones de personas. En otras palabras, aproximadamente el 66% de la población elegible para ser vacunada.

Sumado a que el gobierno de Honduras no ejerció acciones rápidas para asegurar vacunas en un ambiente global competitivo e injusto, no hay información pública y veraz de los pasos que el Estado está tomando para asegurar vacunas para el 100% de la población elegible. Además, no se ha compartido con la población las fechas de llegada de las vacunas de la compra con Sputnik-V.

Recomendaciones para el proceso de adquisición

El Estado de Honduras cuenta con un equipo multidisciplinario de instituciones estatales para coordinar el proceso de adquisición de vacunas contra la COVID-19. La Secretaría de Salud, la Agencia de Regulación Sanitaria (ARSA), el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reúnen las capacidades para llevar a cabo un proceso exitoso, con el apoyo asesor de entes externos como el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el Banco Mundial y otros.

Asimismo, el Estado ya cuenta con algunos datos que ayudarían a la adquisición de la vacuna; por ejemplo, el número de la población elegible y objetivo para ser vacunada.

El gobierno ha dicho también que ha conversado y tiene acuerdos de confidencialidad con algunas farmacéuticas para asegurar más vacunas. No obstante, no se han proporcionado detalles e información del progreso dichas esas negociaciones.

Es importante que el gobierno tome provecho de todos los espacios internacionales para asegurar vacunas para toda la población. En ese proceso, recomendamos una comunicación más abierta y oportuna al pueblo sobre el progreso, los retos y las proyecciones para asegurar la vacuna a todos los hondureños elegibles para ser vacunados.

Para empezar, es importante que el gobierno comparta el contrato de compra firmado con Sputnik-V. ASJ ya solicitó a la Secretaría de Salud el acceso a este, pero no ha habido respuesta.

De igual forma. es preponderante que el gobierno cree y aplique un plan de comunicación efectiva y continua sobre los avances en esta materia; así como la publicación de toda la información relevante sobre la adquisición y distribución de la vacuna en un solo portal de fácil navegación y accesible para la población, que incluya mecanismos de consultas, reclamos y denuncias.

Es indispensable que el Estado muestre tangiblemente que continúa avanzando en gestiones para asegurar vacunas para todos los hondureños en un tiempo oportuno, ya sea por medio de donaciones o compras a farmacéuticas.

En ese proceso, es fundamental que se reactiven espacios para la participación de la sociedad civil.

+ Conozca los resultados de la veeduría social de ASJ y el Foro Nacional de Convergencia (Fonac) al segundo proceso de vacunación contra COVID-19

Hallazgos de la veeduría social realizada por ASJ y Fonac

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otras noticias