compra ventiladores mecánicos pulmonares

  • La ASJ urge al Estado a aprender de los errores de las primeras compras para evitar que se repitan en futuros procesos.
  • Los análisis fueron elaborados por equipos técnicos en Honduras y Estados Unidos, conformados por expertos de diversas áreas.

Tegucigalpa. La construcción de una estrategia integral para enfrentar la pandemia del COVID-19 mediante la asignación de insumos, equipo y recurso humano necesario para garantizar el acceso de la población a atención sanitaria, pidió la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) al Gobierno de Honduras.

La ASJ presentó este lunes ante representantes de la sociedad civil, empresa privada, cooperación internacional, gremio médico y medios de comunicación, los hallazgos de los primeros dos informes de auditoría social realizados a los procesos de adquisición de Inversión Estratégica de Honduras (INVEST- H).

Los resultados de las evaluaciones de los procesos de compra de 250 mil kits de pruebas para la detección de COVID-19 y 450 ventiladores mecánicos pulmonares, refieren escasa planificación en las adquisiciones por parte de INVEST-H y la Secretaría de Salud, pese a la inversión de más de 388 millones de lempiras (L 46.5 millones y L 342.4 millones, respectivamente).

Si bien la ASJ corroboró precios competitivos, calidad y tiempos de entrega favorables, logró identificar deficiencias en dichas compras. Entre los hallazgos destaca la toma de decisiones discrecionales por falta de valoraciones técnicas de los bienes y productos adquiridos, procesos de cotización y adjudicación desiguales, negociaciones poco ventajosas, inexistencia de penalizaciones por incumplimiento o garantías de calidad. En general, “quedó evidenciada una falta de comunicación, coordinación y articulación entre los diferentes actores involucrados para atender la pandemia en el país”, apunta el informe.

Cabe señalar omisiones que pueden poner en precario la salud de los hondureños. Tal es el caso de los 250 mil kits de pruebas para la detección de COVID-19, que ya están en el país, pero sin los kits de extracción ni otros insumos necesarios para su utilización permanecerán almacenados en una bodega en lugar de ser aplicados en ciudadanos.

En cuanto a los 450 ventiladores mecánicos pulmonares, no hubo evidencia de que la compra fuera sustentada con una planificación para su uso, el cual de acuerdo a expertos consultados por la ASJ requerirá una inversión tres veces mayor a la efectuada en la adquisición del equipo en personal capacitado, equipo complementario, infraestructura y mantenimiento, entre otros.

Ante estas deficiencias, la ASJ urge al Estado a aprender de los errores de las primeras compras para evitar que se repitan en futuros procesos y, principalmente, a “elaborar una planificación de compra de estrategia integral, involucrando a todos los entes e instituciones relevantes que aporten información y datos actualizados para la mejor toma de decisiones”.

Como aporte adicional, fue presentada una propuesta para la creación de unidades de cuidados intensivos en la red de la Secretaría de Salud, que, aunque requiere una inversión extra por parte del Estado, permitirá proveer de los cuidados necesarios a la población hondureña.

Evaluación independiente

La ASJ, como capítulo de Transparencia Internacional en Honduras, ha llevado a cabo durante los últimos cinco años diversas evaluaciones de compras y contrataciones, recursos humanos y resultados en instituciones claves del Estado. Este trabajo es financiado con fondos propios de la ASJ, cooperación de socios y donantes extranjeros.

La auditoría realizada responde al Acuerdo de Colaboración para la Asistencia técnica, Veeduría y Auditoría Social en la gestión de procesos de contratación en el marco de la emergencia nacional, suscrito con INVEST-H a mediados de abril.

El propósito de la participación de la ASJ, a través de la asistencia técnica, veeduría y auditoría social, es constatar, con base en evidencia documental, rigurosidad científica, la observación directa, visitas in situ y la investigación independiente, el cumplimiento de aspectos claves de una compra eficiente, transparente, que asegure el mejor valor por dinero y permita suplir la necesidad inmediata requerida en un estado de emergencia.

Los análisis son elaborados por equipos técnicos en Honduras y Estados Unidos, conformados por expertos de diversas áreas, entre ellos: epidemiólogos, ingenieros biomédicos y especialistas en compras y contrataciones públicas.

Actualmente, ASJ evalúa otros tres procesos de compra ejecutados por el Estado de Honduras a través de INVEST-H, correspondientes a la compra de: equipo de bioseguridad valorado en L 196 millones, 290 ventiladores mecánicos pulmonares con un costo de L 231 millones, siete hospitales móviles de aislamiento y siete plantas de tratamiento de desechos médicos por más de L 1,157 millones.

Los informes de la auditoría y documentación soporte presentados hoy están disponibles en http://asjhonduras.com/covid19/informes.html

2020-05-18
Layer 1

Ante deficiencias en compras de emergencia, urge estrategia integral para enfrentar pandemia del COVID-19

La ASJ urge al Estado a aprender de los errores de las primeras compras para evitar que se repitan en futuros procesos. Los análisis fueron elaborados […]