Desde hace más de 15 años, ASJ insta a la lucha contra la violencia infantil

Desde hace más de 15 años, ASJ insta a la lucha contra la violencia infantil

  • La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) busca incidir desde el 2005 en la prevención del maltrato infantil por medio de sus diferentes programas de asistencia.

Tegucigalpa. El 25 de abril se conmemora en todo el mundo el Día contra el Maltrato Infantil, una oportunidad para promover los derechos de los niños y adolescentes, con la finalidad de concientizar a la población acerca de la necesidad de fomentar el respeto por los niños y niñas.

La declaración realizada por la Organización de Naciones Unidas (ONU), también invita analizar acerca de la necesidad de no naturalizar los malos tratos como una opción de crianza.

El concepto de maltrato infantil designa el maltrato físico y emocional, el abuso sexual, la desatención y el tratamiento negligente de los niños, así como su explotación con fines comerciales o de otro tipo.

La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) es una organización cristiana orientada a trabajar en la lucha contra la violencia en Honduras y hacer conciencia de como el maltrato a muy temprana edad, puede generar secuelas como depresión, consumo de tabaco, consumo de drogas y de alcohol, embarazos no deseados, pornografía y otras problemáticas que afectan el desarrollo psicosocial, por lo que es parte fundamental el trabajo en pro de la niñez y la adolescencia.

El capítulo en Honduras de Transparencia Internacional, busca incidir desde el 2005 en la prevención del maltrato infantil por medio de diferentes programas que se desarrollan en diferentes comunidades vulnerables del país, con metodologías de prevención de violencia, bajo el fomento de una cultura de paz con el propósito de fortalecer factores de protección basados en relaciones familiares sanas.

Proyectos para la construcción de una cultura de paz y evitar el abuso infantil

La ASJ inició uno de sus programas de asistencia en 2008, como respuesta a la creciente violencia en sus comunidades meta. Los niños, niñas y adolescentes (NNA) se encontraban en riesgo social, expuestos a factores de riesgo como el consumo de alcohol y drogas en su entorno familiar y comunitario, violencia intrafamiliar, patrones inadecuados de crianza, padres y madres ausentes, problemas escolares, abuso sexual infantil, reclutamiento para actividades ilícitas y condiciones socio-económicas precarias.

El objetivo de los programas de ASJ es fomentar factores sociales de protección en NNA con alto perfil de vulnerabilidad mediante su participación constante, potenciando la ciudadanía activa para prevenir la violencia en las comunidades a través de la promoción de una cultura de paz desde los diferentes escenarios en donde se desenvuelven.

Las actividades que se desarrollan durante las sesiones y en otros espacios van dirigidas a potenciar las capacidades de resiliencia, fomentar valores cristianos y modelar un nuevo marco de relaciones interpersonales positivas, en donde se ejercitan en el respeto y la tolerancia, lo que ayudará a todos los NNA a convertirse en agentes de cambio y constructores de paz al interior de sus comunidades.

Entre algunas de las actividades específicas desarrolladas:

  • Desarrollo de lecciones con los niños, niñas y adolescentes que participan en el programa, socializándoles sus derechos de ser libre del maltrato infantil y que hacer en caso de experimentarlo.
  • Implementación de la Metodología de Familias Fuertes: Es una metodología de intervención familiar psicoeducativa con enfoque bíblico, diseñada para disminuir el nivel de conflicto familiar y otras conductas que comprometen la salud y previene la violencia, cuyo objetivo es potenciar las habilidades de crianza bajo el método de amor y límites, dirigido a madres, padres y adolescentes de todos los niveles educativos, mejorando las relaciones familiares para prevenir conductas de riesgo en NNA, así como fortalecer factores protectores desde el entorno de la familia.

Acorde con la misión de ASJ, se promueven e impulsan programas orientados a lograr justicia para los grupos vulnerables, entre esos grupos, que merecen especial atención, se encuentra la niñez hondureña, y dentro de este grupo no se puede obviar la ola de violencia, en sus diferentes escalas y tipos, que los y las aquejan; dentro de este tipo de violencia se destaca el Abuso Sexual Infantil (ASI).

La experiencia y la estadística en relación a los casos de ASI, nos indican que en el 60 y 80% de los casos, existe una relación con el agresor, es decir, que el agresor formar parte del círculo familiar del niño o niña víctima, y eso incide directamente en que los delitos de ASI, formen parte de lo que denominamos la cifra negra o cifra oculta , y es porque precisamente la mayoría se comenten, en silencio, y pueden durar hasta años, siendo conscientes de los daños nocivos, tanto físicos pero sobre todo psicológicos que sufren las víctimas.

Es por ello que, siendo conscientes de esta problemática y la necesidad de articular esfuerzos, incidir, y colaborar para lograr una protección integral para los niños y niñas, orientadas a la prevención, la detención y el combate como tal, que ASJ crea el programa Rescate cuyos inicios los encontramos en el año 2008 en Tegucigalpa, y 2015 en San Pedro Sula.

Este programa tiene como principal objetivo incidir para que el sistema gubernamental sea funcional, que brinde protección integral a las víctimas de abuso sexual infantil en el proceso de restauración y búsqueda de justicia; así mismo contribuir a la prevención del abuso sexual infantil, buscar la protección para las víctimas y evitar la impunidad en estos casos.

También incidir en reformas o políticas, orientadas a la protección integral de la niñez, y por ello se apuesta por la implementación de cambios en procesos institucionales integrales, eficaces y transparentes.

A través de los años, Rescate ha ido modificando y mejorando su metodología de trabajo, adaptada a los nuevos contextos que surgen en este tema, pero siempre ha estado conformado por un equipo multidisciplinario, integrado por un abogado(a), psicólogo(a) e investigador(a), esto ha permitido trabajar el tema de ASI desde diferentes perspectivas y acciones encaminadas a la protección integral.

Datos estadísticos sobre violencia infantil

Durante el 2018 se registraron un total de 1,156 niñas y niños perjudicados, mientras que en 2019 se registraron al menos 866 casos de acuerdo con cifras manejadas por la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF).

En el boletín especial No.75 de UNAH-IUDPAS-ONV sobre violencia contra la niñez, periodo de enero a diciembre del 2018, analiza cifras de los últimos doce años en la que los niños y niñas han sido víctimas de violencia homicida en el país que señala que 245 niñas y niños murieron a causa de homicidio 24.1% representadas en niñas y 75.9% representados en niños.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otras noticias