Una respuesta a los problemas de corrupción contra niñas y mujeres

Noé ayuda a los niños de la Villa Nueva a alejarse de la violencia.
Noé, un liderazgo formado en los Clubes de Impacto de Gedeón
2015-10-15
María Paula Romo
Desigualdades económicas y en derechos vulneran la democracia
2015-10-20

Una respuesta a los problemas de corrupción contra niñas y mujeres

ASJ tiene su mayor incidencia en tres sectores conflictivos de la capital hondureña.

Tegucigalpa. La labor de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) para garantizar el respeto a los derechos humanos, principalmente para los más vulnerables, ha traspasado nuevamente las fronteras patrias.

En un artículo publicado en septiembre pasado, el periodista Frank Vogl, quien durante 40 años se ha dedicado a ejercer la profesión, asesoramiento financiero y al activismo anticorrupción en organizaciones como Transparencia Internacional (TI), reseña el trabajo de ASJ para la protección de los derechos de las mujeres.

Vogl aborda en su columna “Acciones necesarias para frenar los crímenes de corrupción contra mujeres y niñas”, que fue divulgada también en el prestigioso diario The Huffington Post, los problemas a los que se enfrentan las mujeres y niñas por la falta de justicia, sobornos y desconocimiento ante grupos de poder que buscan arrebatarles sus derechos y dignidad.

A continuación presentamos una traducción libre de la columna:

A finales de septiembre, los líderes mundiales reunidos en las Naciones Unidas revisaron el progreso realizado para mejorar los derechos humanos de mujeres y niñas en todo el mundo.

Como informó The Guardian: “Veinte años después de la histórica conferencia en Beijing, más de 80 jefes de Estado renuevan el empoderamiento de las mujeres, progreso de vital importancia para alcanzar la meta global”.

Mientras los líderes mundiales se comprometieron a hacer mucho más, mi sensación es que siguen subestimando el grado en el que la corrupción es un obstáculo importante para el progreso.

Por ejemplo, consideré la historia de una niña de siete años de edad que fue violada en Zimbabwe. El violador sobornó a la policía local y así escapó al arresto. Los padres de la chica buscaron ayuda en la organización de lucha contra la corrupción sin fines de lucro, Transparencia Internacional-Zimbabwe, que tuvo éxito en la obtención de una revisión del caso por parte del Departamento Central de Investigaciones Internas de la Policía.

Finalmente, hubo un poco de justicia: Varios policías fueron penalizados y el villano fue condenado a 15 años de prisión. Pero el violador murió en prisión a causa del VIH/Sida. A los siete años de edad, la víctima de violación es ahora VIH positivo. Pero esta no es una historia única – violadores en demasiados países gozan de impunidad, ya que pagan a la policía.

Durante la década pasada, la defensa y los Centros de Asesoría Legal (ALAC) han sido establecidos por las organizaciones nacionales de Transparencia Internacional en 62 países y han participado en miles de casos de corrupción. La gama de casos que ALAC trata de manejar es amplia – con demasiada frecuencia, las víctimas de la corrupción, sobre todo en los países más pobres, son las mujeres y las niñas que rara vez tienen la capacidad de obtener una audiencia policial justa o el ejercicio de un caso judicial con cualquier esperanza de ser tomado en serio.

Extorsión de favores sexuales

Tomemos el caso de Hoda, una técnica de laboratorio en Trípoli, Líbano, que fue a la oficina del gobernador regional para renovar su contrato de trabajo con un laboratorio municipal. Ella fue invitada a su oficina con la esperanza de que iba a firmar su contrato. En cambio, afirma que el gobernador la recibió en su oficina y procedió a acosarla sexualmente, verbal y físicamente.

Hoda huyó y luego trató de ver si podía conseguir la renovación de su contrato a través de otro departamento gubernamental. Este departamento solo la refirió de regreso al gobernador. Al no ver otra alternativa, la joven regresó a la oficina del gobernador en enero de 2014, pero esta vez ella se preparó con su teléfono móvil para capturar su comportamiento en el vídeo.

Hoda mantuvo el video oculto durante dos meses antes de superar el miedo a perder su oportunidad de empleo y decidió obtener asesoramiento jurídico y asistencia adicional de la Asociación Libanesa de Transparencia.

Ella decidió hacer pública su denuncia y divulgar el vídeo en línea y añadir una queja oficial contra el gobernador.

Finalmente, el gobernador renunció a su cargo y afirmó que su decisión no tenía nada que ver con las alegaciones de Hoda.

Los casos más duros

Estos son los casos más difíciles de la extorsión y la corrupción – aquellos en los que no es el dinero, sino favores sexuales que son buscados por los depredadores.

Situaciones terribles surgen constantemente, como las historias como Hoda, o como los muchos casos en la educación superior, donde las mujeres jóvenes enfrentan demandas de favores sexuales de sus profesores bajo la amenaza de recibir bajas calificaciones.

En una reciente reunión de la Conferencia Internacional contra la Corrupción en Malasia, Nancy Hendry, de la Asociación Internacional de Mujeres Jueces en Washington DC, llamó a este tipo de casos “Sextorsión.” Señaló que en estos casos es excepcionalmente difícil para las víctimas obtener una audiencia en la corte y demostrar que el sexo no fue consensual.

En muchos países estas víctimas podrían enfrentarse a enormes presiones sociales si sus casos llegaron a ser ampliamente conocidos.

Por otra parte, la mayoría de comisiones anticorrupción oficiales ven su mandato relativo exclusivamente a los sobornos y la extorsión que involucra dinero en efectivo y no tocaría “Sextorsión.”

Derechos sobre la tierra

Por supuesto, no todos los actos criminales que involucran a mujeres y niñas implican sexo. Las mujeres son a menudo víctimas de los esfuerzos de los funcionarios corruptos del gobierno y sus socios cuando se trata de los derechos de propiedad.

Isabella, en Honduras, solo cursó el primer grado y por años le fue imposible navegar las complejas leyes de propiedad local y demostrar su propiedad legítima sobre su casa. Esto significa, por ejemplo que tenía dificultades para obtener crédito de un banco, lo que fue crucial para pagar sus cuentas y mantener su casa.

Isabella se reunió con un equipo de la Asociación para una Sociedad más Justa (capítulo de Transparencia Internacional en Honduras), que había ido a su barrio para ayudar a resolver la situación jurídica de los residentes y ofrecer asesoría legal y asistencia.

Ellos la ayudaron a obtener su título y ahora está utilizando sus conocimientos para ayudar a los demás – trabajando con uno de los grupos comunitarios de TI para educar y ayudar a sus vecinos.

Naciones Unidas

Sustancial atención ha sido dada en los medios de comunicación a la difícil situación de las mujeres y las niñas en lo que respecta a la esclavitud y el tráfico internacional. También en este caso es que la corrupción es un factor crítico.

Este crimen masivo tiene éxito, en parte, por los sobornos de los traficantes a los policías de fronteras, la policía y otros funcionarios públicos.

Si bien se están realizando muchos proyectos y programas para frenar el impacto vicioso de la corrupción en las mujeres y las niñas, hay mucho más por hacer.

Nuevas oportunidades pueden surgir como consecuencia de la aprobación el 27 de septiembre en Nueva York, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, de una nueva agenda global para el desarrollo llamada los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) – 17 áreas dirigidas a los relacionado con acabar la pobreza, la protección del medio ambiente y otros asuntos clave.

Lo que se necesita ahora es que las organizaciones líderes de derechos de las mujeres y la comunidad internacional de lucha contra la corrupción, se reúnan para encabezar esfuerzos y formular una agenda basada en el objetivo número cuatro, que exige la promoción de los derechos de las mujeres y las niñas, y la número 16, que pide justicia y la contención de la corrupción.

Vea la versión original: Action needed to curb corruption crimes against women and girls

Conozca más sobre los ODS haciendo click sobre los puntos:

asj
asj

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *