Transparencia Internacional urge más acción y menos promesas en conferencia anticorrupción

  • El lema de este año fue: “Juntos por el desarrollo, la paz y seguridad: Ahora es tiempo de actuar”.
  • Representantes de más de 140 países participaron en la conferencia, entre ellos de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) de Honduras.

Tegucigalpa. Transparencia Internacional (TI), la organización global de sociedad civil que lidera la lucha contra la corrupción, lanzó un llamado a la acción y no solo promesas de los gobiernos en su 18 Conferencia Internacional Contra la Corrupción (IACC por sus siglas en inglés) celebrada entre el 22 y 24 de octubre en Dinamarca.

La IACC se desarrolló en Copenhague, Dinamarca, con la participación de representantes de los más de 140 capítulos de la organización en el mundo, entre ellos la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) de Honduras.

iacc18_02

El lema de este año fue: Juntos por el desarrollo, la paz y seguridad: Ahora es tiempo de actuar, rememorando además el 25 aniversario de TI.

“Durante tres días, hemos intercambiado ideas y experiencias. Aunque ha habido avances en todo el mundo, nos preocupa profundamente que los cimientos de la democracia y el Estado de Derecho estén amenazados en muchos países. Hoy en día, el mundo es testigo de la erosión del buen gobierno y de los aumentos bruscos de violaciones de derechos humanos y violencia”, señala la declaración final de la Conferencia.

Asimismo, señala que “el papel de la sociedad civil también está siendo obstaculizado por gobiernos represivos. El auge del autoritarismo, disfrazado de regímenes populistas, amenaza a todos aquellos que defienden la justicia social independientemente del país, la región o el continente. Los regímenes roban a su propia gente, se confabulan con los criminales y tergiversan y distorsionan la ley y la verdad para servir a sus propios intereses” y lamenta que “cientos de activistas, periodistas de investigación y denunciantes son intimidados, atacados y asesinados simplemente por hacer su trabajo: exponer la corrupción, oponerse al autoritarismo y decir la verdad al poder. Los recientes asesinatos de personas que trabajan para exponer la corrupción y el crimen organizado nos recuerdan cuán peligroso se ha vuelto la investigación de tratos corruptos”.

Los 11 puntos de la declaración:

  • Esta conferencia ha escuchado muchas voces de todo el mundo, y somos unánimes en nuestro compromiso de colaborar, formar coaliciones y unirnos para que podamos actuar juntos para poner fin a la impunidad de los corruptos.
  • Reconocemos que existen políticas, leyes y convenciones para detener la corrupción. Los países y la comunidad empresarial deben implementar efectivamente sus obligaciones anticorrupción existentes y deben proporcionar los recursos necesarios para hacer cumplir las leyes anticorrupción y permitir que las instituciones operen de manera independiente. Ahora es el momento de actuar.
  • Los ciudadanos deben tener la facultad de desempeñar un papel importante en la exposición y la lucha contra la corrupción cuando la encuentran. Debemos involucrar y empoderar colectivamente a las comunidades para disuadir la corrupción y hacer que los que están en el poder rindan cuentas. Para que la lucha contra la corrupción sea sostenible, los jóvenes deben participar y empoderarse.
  • Como un movimiento, debemos proteger el espacio para la sociedad civil, proteger las libertades civiles y defender los derechos humanos, todo ello bajo un creciente ataque a nivel mundial. Hacemos un llamado a los gobiernos para que protejan a la sociedad civil y su papel en exponer y confrontar la corrupción y la participación de los ciudadanos.
  • Reconocemos el papel fundamental que desempeñan los activistas, los periodistas de investigación y los denunciantes para descubrir la corrupción. Los gobiernos y la sociedad deben proteger a los activistas y periodistas de investigación de la intimidación y la violencia, simplemente por hacer su trabajo de exponer la corrupción.
  • Reconocemos que la corrupción de género, incluida la discriminación sexual, es un tipo de corrupción agravada que profundiza la desigualdad de género, dificulta el empoderamiento de las mujeres y constituye una clara violación de los derechos humanos. Se necesitan con urgencia datos nuevos y desglosados ​​sobre el impacto de la corrupción en las mujeres. Las perspectivas de género deben integrarse en el diseño, implementación y monitoreo de políticas públicas anticorrupción.
  • El lavado de dinero y los flujos financieros ilícitos alimentan los delitos ambientales, el tráfico de drogas, armas y personas. Recomendamos que se tomen medidas adicionales para prevenir el lavado de los beneficios de la corrupción y frenar los flujos financieros ilícitos, incluida la colaboración transfronteriza. Tenemos que asegurarnos de que las personas corruptas no puedan esconderse detrás de compañías anónimas para esconder sus fondos adquiridos en el extranjero. 
  • El sector privado es una parte cada vez más importante y activa en la lucha contra la corrupción. Si bien algunas empresas han mejorado el gobierno corporativo y el cumplimiento, instamos a todas las empresas a adoptar una política de tolerancia cero frente al soborno y la corrupción. El sector privado debe operar de una manera más transparente y responsable, incluida la publicación de la identidad de los verdaderos propietarios reales de sus compañías y subsidiarias. 
  • Los Objetivos de Desarrollo Sostenible articulan las aspiraciones de miles de millones de ciudadanos de todo el planeta. El desarrollo está indisolublemente ligado a la paz. Si bien los 17 Objetivos son vitales, el Objetivo 16, que promueve sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, brinda acceso a la justicia para todos y crea instituciones eficaces, responsables e inclusivas en todos los niveles, especialmente en el poder judicial y los tribunales independientes, es un requisito previo para lograr todos los otros objetivos.
  • La evasión fiscal roba los tesoros de los gobiernos nacionales, socava el desarrollo sostenible, penaliza la observancia de la ley y perjudica a los pobres. Apoyamos la implementación de compromisos para prevenir la evasión fiscal.
  • Reconocemos la creciente erosión de la confianza en las instituciones y el creciente cinismo y desilusión en los procesos democráticos. Trabajaremos más arduamente para asegurarnos de que el financiamiento político sea más responsable y restauraremos la confianza en el buen gobierno al terminar con la impunidad del dinero ilícito en la política. La tenencia de un cargo público no es un derecho, es un privilegio. Aquellos que ocupan cargos públicos deben cumplir con un estándar de conducta más alto y deben estar obligados a revelar sus transacciones financieras.

En el evento participaron alrededor de 1,200 personas, tales como: expertos, innovadores y activistas de sociedad civil, funcionarios, academia y empresa privada, quienes debatieron en más de 50 talleres y seis plenarias de alto nivel cómo transformar las promesas anticorrupción en acciones concretas.

También analizaron cómo coordinar esfuerzos hacia el desarrollo sostenible, la paz y seguridad en un mundo polarizado, donde la democracia se está debilitando en demasiados países.

asj
asj

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *