Registro Nacional de las Personas

• Los nombres han sido cambiados para proteger la identidad de los involucrados.

Les llaman “los invisibles”, “los que legalmente no existen”. No tienen un acta de nacimiento emitida por el Estado que respalde legalmente su existencia para garantizar sus derechos a un nombre, nacionalidad y otros como la salud, educación, protección contra los malos tratos y explotación.

El último Censo de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reportó que, hasta marzo de 2018, al menos 64,871 niños y niñas no habían sido inscritos en el Registro Nacional de las Personas (RNP).

De acuerdo al artículo 29 del Código de la Niñez y Adolescencia de Honduras, todo niño tiene derecho a una nacionalidad, a su identidad personal, a poseer un nombre y apellido y a saber quiénes son sus padres. Sin embargo, muchos menores de edad no son inscritos legalmente debido al desconocimiento o desinformación de sus progenitores, otras veces por el difícil acceso a estos servicios en comunidades remotas y otro tanto, por situaciones familiares complejas.

Este fue el caso de Carolina, una joven madre residente en una comunidad con alta incidencia delincuencial de la capital, afectada por violencia intrafamiliar, que buscó el apoyo de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) y –aunque no es una de las acciones cotidianas que realiza la organización en estas comunidades- encontró una respuesta.

Cuando Carolina se acercó al personal de la ASJ en busca de asesoría, su hija Gabriela tenía apenas un año medio. La pequeña no había sido inscrita en el RNP en el término correspondiente porque el padre no contaba con su tarjeta de identidad y esperaba registrarla con su apellido.

El primer paso para lograr el registro oficial fue solicitar la negativa de inscripción, mediante la cual el RNP emite un documento donde hace constar que el nacimiento de la menor de edad no se encuentra inscrito. No obstante, sin la identificación oficial del padre, el trámite fue denegado.

La motivación de la madre de la niña se vio mermada a causa de problemas con su pareja y padre de la niña. La joven refirió haber sido víctima de violencia doméstica, por lo que en uno de los altercados solicitó apoyo a la Policía Nacional, la cual, al efectuar una revisión en su morada, encontró indicios de la comisión de otros delitos por parte del joven y lo capturó en flagrancia.

A raíz de estas circunstancias, la joven tomó la determinación de inscribir a su hija en el RNP solamente bajo su nombre. Mediante este trámite, el RNP procedió a emitir la negativa de inscripción.

La solicitud legal realizada por la ASJ fue acompañada con una constancia del hospital, la tarjeta de identidad de la madre, el acta de nacimiento del padre y madre. Después de cumplir con los requerimientos solicitados por el ente registral, el registro se efectuó conforme a ley.

Legalmente inscrita, la pequeña Gabriela goza ahora de una identidad, mediante la cual puede acceder a la educación y salud libremente.

Otros casos

Por lo general, los niños no inscritos pueden recibir atención médica, en respeto a los derechos humanos, si sus padres proporcionan en un centro asistencial público una constancia del hospital en el que nacieron. En estos casos, el centro de salud emite un carné de vacunación que muchas veces es utilizado como documentación provisional en las escuelas para realizar la matrícula. Sin embargo, estos casos son condicionados al cumplimiento legal de realizar la inscripción en el Registro Nacional de las Personas.

La ASJ ha apoyado otros casos de ciudadanos no inscritos, referidos por beneficiarios de la organización, tal como el de Francisco, de 30 años. Su madre acudió a la ASJ cuando el joven tenía 26 años; pero para ser inscrito era necesaria cierta documentación que ella no lograba conseguir.

Fue hasta octubre de 2018 que se presentó una documentación al RNP para que se emitiera la negativa de inscripción. No obstante, la instancia oficial solicitó más documentación. Con el cumplimiento de estos requerimientos, la negativa fue emitida en marzo de 2019.

Posteriormente, el RNP solicitó el testimonio de la madre de Francisco, su hermano y el propio y además, fue remitido a Medicina Forense para la calificación de edad en vista de que el solicitante es mayor de edad.

La ASJ también brindó acompañamiento a Martha, madre de dos beneficiaros, quien solicitó apoyo para la inscripción de su hermana Patricia, de 22 años, que a su vez era madre de una bebé de dos años que tampoco había sido inscrita por falta de documentación.

Cabe señalar que, para disminuir estos incidentes, el RNP ha incorporado ventanillas auxiliares para la inscripción de nacimientos, defunciones y otros trámites en los hospitales.

Para realizar la inscripción, los padres deben portar sus documentos de identificación y la constancia de nacimiento del hospital; en caso que los padres no estén presentes, el representante también debe mostrar su identificación. Según la ley, los nacimientos deben inscribirse en un plazo máximo de un año.

La Constitución de la República y convenios internacionales suscritos por Honduras establecen que todo niño o niña goza del derecho a tener un nombre, una nacionalidad y salvaguardar sus derechos humanos como: derecho a la educación, a la salud, protección contra los malos tratos y explotación, acceso a bonos escolares y a participar en la vida social sin ningún tipo de discriminación. Por ello, es fundamental la inscripción de los menores de edad a partir de su nacimiento. La ley establece que el registro debe efectuarse dentro de los primeros 12 meses después del nacimiento. Caso contrario, es necesario solicitar la negativa de inscripción.

Para tal proceso, además de la identificación de los padres pueden proporcionarse otros documentos como: carné de vacunación del menor de edad, fe de bautismo o algún tipo de certificación académica. En caso de existir hermanos, puede presentarse un acta de nacimiento o tarjeta de identidad.

 

Colaboración con el RNP

La ASJ, capítulo hondureño de Transparencia Internacional (TI), ha brindado apoyo técnico al Registro Nacional de las Personas en materia de reformas encaminadas a fortalecer el ente encargado de la identificación ciudadana.

El acompañamiento brindado por la ASJ al proceso de reforma al RNP, apunta además del fortalecimiento del sistema electoral hondureño, a garantizar el ejercicio cotidiano de los derechos de las personas, el desarrollo económico del país y la seguridad nacional.

2019-10-22
historia RNP

Una mano amiga para salvaguardar los derechos de los niños

• Los nombres han sido cambiados para proteger la identidad de los involucrados. Les llaman “los invisibles”, “los que legalmente no existen”. No tienen un acta […]
2019-09-05
seleccion funcionarios electorales

Faltan garantías de transparencia y rigurosidad en proceso de selección de funcionarios electorales

La ASJ lamentó que las malas decisiones adoptadas por la clase política pongan en riesgo vidas humanas y solo profundizan la polarización y desconfianza ciudadana. Tegucigalpa. […]
2019-09-04
conferencia eleccion funcionarios electorales

ASJ rechaza reparto del “pastel electoral”

En el marco del proceso iniciado el 24 de agosto por la Comisión Especial Multipartidaria, integrada por diputados al Congreso Nacional de la República con la […]
2019-03-22
foro reformas electorales SPS

Transparencia e independencia recomiendan expertos al analizar reformas electorales en Honduras

Expertos de México, Ecuador y República Dominicana comparten experiencias de procesos similares al que atraviesa Honduras. Taller es organizado por ASJ, con apoyo del Centro Carter […]