Saqueadores del IHSS sobrevaloran contratos en Educación

Informe Línea Base de la Secretaría de Seguridad
2015-11-13
Resumen Ejecutivo del Informe Línea Base de la Secretaría de Seguridad
2015-11-13
Computadoras asignadas al laboratorio de la Escuela Normal Mixta Pedro Nufio.

Tomado de Revistazo

Tegucigalpa. “Tenemos un laboratorio de cómputo en precarias condiciones, las computadoras son viejas y con un sistema operativo desfasado de bajo rendimiento, que pueden servir para lo básico, pero no lo suficiente para adquirir los conocimientos que debe llevar alguien que va a la universidad a estudiar informática o programación.” Así se expresa Owen Josué Gonzales, estudiante de la Escuela Normal Mixta Pedro Nufio de Tegucigalpa.

En octubre pasado, Owen Josué y varios compañeros, fallaron en sus aspiraciones de ganar un concurso de innovaciones tecnológicas, resultado que ellos aducen al hecho que las computadoras en donde aprenden desarrollo de programas son del 2008 y en la competencia se vieron obligados a trabajar en máquinas de última tecnología.

Owen Gonzales, alumno de la Escuela Normal Mixta Pedro Nufio.

Owen Gonzales, alumno de la Escuela Normal Mixta Pedro Nufio.

La frustración de Owen Josué y sus compañeros, es una muestra del impacto humano de una situación puesto al descubierto por la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), capítulo hondureño de Transparencia Internacional (TI), el cual en el Informe Línea de Base de la Secretaría de Educación presentado ayer en Tegucigalpa, revela que entre 2010 y 2013 el Estado erogó millonarios recursos para la compra de computadoras que serían destinadas a reforzar el sistema educativo nacional. Los contratos se sobrevaloraron y parte del equipo se extravió cuando era trasladado a los centros escolares.

Lo insoportable de esta situación es que la Secretaría de Educación erogó tanto recurso en computadoras nuevas y que los centros educativos continúen utilizando equipo arcaico, no solo por los daños que provocó la sobre valoración de precios, sino también, por la pérdida de muchos equipos. La ASJ señala, que cada colegio debía recibir dos laboratorios, 57 computadoras portátiles y 3 carritos de carga, pero a la Normal Pedro Nufio, solo le entregaron 26 computadoras, 1 carrito cargador y un laboratorio portátil. Es decir, menos del 50% de lo que le correspondía.

Ampliando Horizontes

El informe de la ASJ, corresponde a las compras de computadoras y programas informáticos que en el gobierno de Porfirio Lobo Sosa, adquirió la Secretaría de Educación Pública a través del Programa Ampliando Horizontes, con el supuesto de generar avances tecnológicos en la educación pública nacional.

Y es que a partir de 2010 esta Secretaría de Estado, inició las acciones para dotar de computadoras, material informático y textos escolares, a las escuelas y colegios públicos del país. Nadie niega que la tecnología es importante, y más cuando se trata de beneficiar a los educandos, pero es lamentable que una situación como esa, sea aprovechada por empresarios y funcionarios que solo buscan enriquecerse ilícitamente.

De acuerdo a la investigación desarrollada por la ASJ en el marco del convenio suscrito en octubre de 2014 entre Transparencia Internacional y el Gobierno de Honduras, las computadoras y los paquetes de programas informáticos que distribuyó el gobierno entre 2011 y 2013 fueron comprados a precios que sobrepasan en 145% del costo normal. Es decir, un carrito de carga, de la marca Sandhel, con capacidad de alimentar a 16 Laptops, en el 2014 se cotizaba en 82 mil 707, pero la Secretaría de Educación lo compró en 203 mil 800 lempiras, 121 mil 93 lempiras más.

Con el precio que el gobierno pagó por cada carrito de carga, se hubieran comprado dos y todavía habría sobrado dinero para ajustar la compra de un tercero aparato.

Sobrevaloración

En procesos de compra realizados entre 2010 y 2012 la Secretaría de Educación, dirigida por Alejandro Ventura, adjudicó contratos por valor de 114 millones 919 mil 216 lempiras con 44 centavos a las empresas,Compañía de Servicios Múltiples (COSEM), Sistemas Abiertos y D´Lorenzo of American Corp, para la venta de equipos y programas computacionales.

Cabe mencionar que a inicios de 2014 COSEM y Sistemas Abiertos, fueron vinculados al saqueo del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), tras haber sido acusados de sobrevalorar contratos suscritos en 2010 y 2011 para la venta de equipos y softwares comprados por esa institución, una situación que según el informe de la ASJ también ejecutaron en la Secretaría de Educación Pública. D´Lorenzo of American Corp, tampoco se queda atrás, porque también ha sido mencionada por actos irregulares que habría cometido en México.

El 11 de noviembre de 2010, en resolución 0334-SE-10 la Secretaría de Educación le adjudicó a COSEM y a Sistemas Abiertos, el proceso de compra LPN SEPLAN 002-2010, para la adquisición de equipo informático y Software valorado en 28 millones 294 mil 673 lempiras con 82 centavos. Del total, 27 millones 183 mil 950 lempiras se otorgaron a COSEM y el resto, un millón 110 mil 723 lempiras con 82 centavos a Sistemas Abiertos.

VER ACTA DE RECOMENDACIÓN DE ADJUDICACIÓN

Entre el equipo adjudicado, cuentan varios carritos de carga de computadoras portátiles, que fueron vendidos por COSEM a precios sobrevalorados, según consta en el informe de la ASJ, organismo que investigó el costo y constató que en el 2012, la empresa norteamérica, EarthWalk Comercial Pricelist, ofreció los carritos de carga a 103 mil 224 lempiras con 11 centavos, pero que la Secretaría de Educación los compró a 203 mil 800 lempiras cada uno.

La ASJ indagó sobre el precio de mercado de los carritos, del mismo modelo y marca y comprobó que en abril de 2014, el costo andaba en 82 mil 707 lempiras la unidad. Es decir, si el gobierno los hubiera comprado a este precio se habría ahorrado varios millones de lempiras, porque su costo fue elevado en 145% más del costo normal, a pesar de que en el proceso supuestamente desarrollaron tres licitaciones.

De igual manera y en la misma fecha, a través de la resolución 346-ES-10 la Secretaría de Educación le adjudicó a la empresa D´Lorenzo of América Corporation, el proceso LPN SEPLAN 003-2010 relativo a la compra de software y hardware de diez laboratorios multifuncionales interactivos por valor de 10 millones 509 mil lempiras.

VER RESOLUCIÓN DE ADJUDICACIÓN

En la licitación también participaron las empresas Tekni-Interseg, la que fue descalificada por supuestas inconsistencias en la documentación que presentó y Multimegaprinters, que de acuerdo al acta de adjudicación, ofertó un precio superior. Llama la atención que Multimegaprinters siendo una empresa dedicada exclusivamente a impresión de libros, haya participado con el precio más alto en la venta de computadoras y que al mismo tiempo, figure como ganadora de contratos millonarios en la venta de los libros de español y matemáticas.

Utilizando las mismas especificaciones técnicas del contrato anterior, estas mismas empresas, también les adjudicaron contratos para la venta de equipo informático y software, por 76 millones 135 mil 542 lempiras con 62 centavos. A Sistemas Abiertos le otorgaron el proceso LPN 004-GA-SEDUC-PAH-2011 por 36 millones 799 mil 626 lempiras con 62 centavos y a COSEM el LPN 006-GA-SEDUC- PAH-2012, de 39 millones 335 mil 916 lempiras.

Además, la ASJ encontró que la Secretaría de Educación benefició a la compañía Sistemas Abiertos, otorgándole el contrato LPN SEPLAN No. 004/GA/SEDUC/PAH/2011, relativo a la adquisición de equipo informático y software, sin cumplir con los requerimientos. Para ellos, la Comisión Evaluadora le asignó puntuaciones a esta empresa sin la debida documentación. Y “la favoreció en lugar de descalificarla por no cumplir con la nota mínima”, especifica el documento.

Las ofertas debían evaluarse considerando una experiencia de 5 a 7 años como proveedor del producto, contratos cumplidos con montos similares de más de 80% del monto ofertado y poseer un centro de servicio autorizado por el fabricante, con personal técnico certificado. De los tres indicadores, Sistemas Abiertos solo obtuvo 12 puntos en el relacionado a contratos cumplidos. En los otros dos sacó cero.  No obstante, el informe detalla que inexplicablemente la Comisión Evaluadora le otorgó 4, 12 y 30 puntos que suman 46 en total.

La nota mínima establecida para este proceso debía ser de 30 puntos, la Comisión Evaluadora le otorgó 46 a Sistemas Abiertos, pero según el informe de la ASJ, la calificación real que obtuvo fue de 12. Personeros de esta institución tuvieron a la vista la documentación, y por lo tanto, pueden dar fe de lo que dice el documento.

La incapacidad del personal

El informe relata que la Secretaría de Educación, además de no haber elaborado las especificaciones técnicas del equipo comprado, tampoco valoró la solvencia económica de estas compañías “corriendo el riesgo de adjudicar a una empresa sin capacidad, pese a que los contratos fueron millonarios”, afirma.

Indica que las especificaciones técnicas descritas en el pliego de condiciones fueron demasiado específicas, restrictivas y dirigidas para adquirir particularmente los bienes ofrecidos por la empresa adjudicada, evidenciando que no fueron elaboradas por la Secretaría de Educación, sino por la misma casa oferente. Para aclarar la situación, personeros de la ASJ dialogaron con Juan Carlos Fiallos,ex director de Ampliando Horizontes, quien admitió que el programa no contaba con el personal capacitado para este tipo de contrataciones.

El informe menciona que el desorden en la contratación provocó falta de documentación en los expedientes, “como: estudios, análisis o investigaciones de precios de mercado, el cual es necesario a fin de presupuestar el costo de la adquisición y tener precios de referencia de mercado que permitieran a la administración determinar si los oferentes estaban ofreciendo precios de mercado o le están ofreciendo bienes sobrevalorados”, sostiene.

Además, dice que en la adjudicación de las computadoras y softwares través del contrato LPN 006- GA –SEDUC-PAH-2012 hubo arbitrariedades, faltas, abusos y omisiones por parte de la Comisión evaluadora.

En tal sentido, estima que la Comisión de Evaluación recomendó adjudicación de contratos a COSEM, aun cuando no cumplía con 3 de los 4 criterios de calificación. El documento señala que esta Comisión solo evaluó especificaciones técnicas y no tomó en cuenta la experiencia, contratos cumplidos con monto similar y acreditación de poseer centro de servicios autorizado.

La reflexión que hace la ASJ es que al no evaluar el historial, las autoridades no determinaron si se trataba de empresas serias o fantasmas.

En otro sentido, la ASJ confirmó que en los procesos de compra de las computadoras y softwares LPN SEPLAN No.002/2010 y LPN SEPLAN No.003/2010, no se cumplieron los plazos de entrega y que la Secretaría de Educación tampoco aplicó las multas correspondientes al retraso.

La entrega del producto correspondiente al proceso LPN SEPLAN 002-2010 adjudicado a COSEM y a Sistemas Abiertos, tuvo un retraso de 35 días. El contrato señala que la demora se castiga con el 1% diario sobre el monto total. De igual manera se retardó con 35 días la entrega del contrato LPN SEPLAN 003-2010, otorgado a Lorenzo of América Corporation. A pesar de estos retrasos, la Secretaría de Educación pagó el monto completo, sin aplicar ninguna sanción.

Cálculos de la ASJ indican que aplicando la multa, entre estos dos contratos el Estado pudo haber recuperado 7 millones 356 mil 300 lempiras, equivalentes a valor de 70 días de retraso. Es decir, 10, 509,000.00 x 1% = 105, 090, que multiplicados por 70 días resultan ser 7,356,300.00

¿Y las computadoras dónde están?

La oficina de Bienes Nacionales de la Secretaría de Educación informó que el equipo y materiales comprados para el Programa Ampliando Horizontes no habían registrados en el módulo de bienes nacionales del SIAFI. Y los expedientes tampoco contienen evidencia de buenas prácticas de distribución de las computadoras.

Lo anterior obedece que a que el Programa Ampliando Horizontes entregó equipo de cómputo a título de donación a las alcaldías y a personas naturales y otra parte en calidad de préstamo al personal de Educación. El mandato constitutivo y reglamentario del Programa solo faculta a las autoridades a entregar el equipo a los centros educativos.

El personal de ASJ seleccionó cuatro centros educativos de la capital y verificó que del total de computadoras que las autoridades registran haber entregado, a los centros de enseñanza solo llegó el 67%. Es decir, hay un faltante del 33% del equipo que nadie da razones de donde se encuentran.

Los centros educativos donde la ASJ comprobó que hacen falta equipos y materiales computacionales son: la Escuela Normal Mixta Pedro Nufio; Escuela Nacional de Música; Instituto Jesús Milla Selva e Instituto San Ángel.

La investigación detalla que a cada uno de estos centros educativos les debieron entregar dos laboratorios portátiles interactivos de la marca Sandhel, 57 laptops y 3 carritos Earthwalk Smart Cart 16, pero de acuerdo a sus registros, les hicieron falta 16 computadoras portátiles (LAPTOS) y 1 carrito Earthwalk Smart Cart.

Del proceso LPN SEPLAN No.002/2010, la Escuela Normal Mixta Pedro Nufio solo recibió 26 Laptops y 1 carrito Earthwalk, le hicieron falta 3 computadoras, que supuestamente fueron asignadas al departamento de personal, pero no se acreditó documento. El número de inventario de una de las computadoras tampoco coincide. Este instituto también recibió un laboratorio portátil interactivo de la licitación LPN SEPLAN No.003/2010.

De la licitación LPN SEPLAN No.003/2010 el instituto Jesús Milla Selva recibió un laboratorio portátil Interactivo.

De acuerdo a la documentación oficial, el San Ángel tuvo que haber recibido de la licitación LPN SEPLAN No. 004/GA/SEDUC, 16 Laptops y 1 carrito Earthwalk Smart, pero al hacer la inspección se comprobó que el equipo no se encontraba en el colegio. La directora, Miriam Lila Hernández, explicó que las computadoras se encuentran en la Dirección Departamental, pero no mostró la correspondiente acta de entrega. A la Escuela Nacional de Música solo le entregaron 15 Laptops y 1 carrito Earthwalk.

Acostumbradas al fraude y a la corrupción

Sistemas Abiertos es propiedad de Gerardo Emilio Pacheco Chiuz, Emerson Haresh Pacheco Echeverri, Gerson Haresh Pacheco Echeverri, Sonia Echeverri Santos de Pacheco, Fuad Salomón Azzad Ham y Mario Alexei Morán Maradiaga.

El Registro de la Propiedad Mercantil de Tegucigalpa también relaciona con esta empresa a Francisco Alberto Sierra Sierra, Carmen Sierra, César Gustavo Coloma, Luis Suazo, Reina Medina de Rivera y a Elizabeth Chiuz Sierra; esta última, es una abogada, que ha ocupado importantes cargos, como el de Procuradora General de la República, Ministra de Seguridad y Presidenta del Instituto de Acceso a la Información Pública, entre otros.

La Comisión Interventora del IHSS señala en su informe presentado a inicios de 2014 que la compañía Sistemas Abiertos fue el proveedor de un contrato denominado “Adquisición de una Solución Integral de Administración Hospitalaria, Gestión del Paciente y Gestión Clínica del IHSS” (Mofihss), suscrito con las autoridades el 27 de septiembre de 2011 por 35.4 millones de dólares, que posteriormente se amplió en 8.5 millones de dólares más a través de un adendum para hacer un total de 43.9.

La Comisión constató que el precio este equipo se sobrevaloró con diferencias de precios que representan aproximadamente 20.9 millones de dólares.

En el mismo sentido, se hayala Compañía de Servicios Múltiples (Cosem), que el 6 de diciembre de 2010 suscribió contrato con el IHSS por 19.7 millones de dólares, para la organización, digitalización, depuración, automatización, sistematización de archivos y base de datos de planillas y tarjetas de afiliación de la cuenta individual. De la misma forma que el anterior también tuvo una ampliación mediante adendum por $5 millones más para hacer un total de 24.7 millones de dólares.  La Comisión determinó que Cosem sobrevaloró el contrato en aproximadamente 9.4 millones de dólares.

De acuerdo al Registro Mercantil COSEM es propiedad de Jorge Daniel Herrera, Ester Isabel Sánchez Coello, Elena María Cornavaca Paz, Daniel Alberto Herrera Sánchez, Oscar Roberto Laínez Cornavaca, Rodrigo Laínez Cornavaca, Mauricio Arturo Castillo Sermeño, y Oscar Roberto Laínez Reina.

De la empresa D´Lorenzo of American Corp, se conoció que es de origen mexicano y que lleva más de veinte años vendiendo productos tecnológicos. Sin embargo, una nota publicada el 20 de septiembre de 2013 por el periódico digital Al Momento MR, indica que 13 compañías, incluida D´Lorenzo of American Corp cometieron fraude y corrupción en el manejo de recursos destinados por el Banco Mundiala proyectos productivos y de desarrollo de México.

El medio de comunicación mexicano, señala que SNC-Lavalin de México, S.A. de C. V; SNC-Lavalin Ingenieria y Construcción S.A. de C.V; Arinc de México; De Lorenzo Of America Corp; Adriana Elizabeth del Valle Ahuad; Coimpro, S.C.; Constanza Ruz, Héctor Carlos Bolívar Villagómez; Ingenieros Sánchez Ramos y Asociados S.A. de C.V.; Rodolfo Rafael Ramírez González; Seimpro S.A. de C.V.; Víctor Manuel Sánchez Ramos y Víctor Manuel Sánchez Valdivia, son empresas y personas naturales señaladas por el BM  como corruptas.

Sostiene que en los últimos siete años el BM prestó más de 200 mil millones de dólares en ayuda al desarrollo de los países más pobres del mundo, pero que, “una parte importante de ese dinero termina siendo robado por funcionarios corruptos, los contratistas avariciosos y por la delincuencia organizada. El Banco estima que unos 40 mil millones han sido robados o dilapidados en el mismo período”.

Asimismo, indica que desde 1999 a 2012, el Comité de Sanciones del Banco Mundial detectó y castigó a 530 empresas y particulares en todo el mundo por prácticas de fraude y corrupción.

asj
asj

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *