Rescate instruye a 90 fiscales, jueces y médicos forenses

Tegucigalpa. El programa Rescate de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) capacitó esta semana a 90 fiscales, jueces y médicos forenses en los alcances de la Cámara de Gesell y el uso de esta herramienta para evitar la revictimización de niños, niñas y mujeres que han sufrido abuso sexual.

Los talleres se efectuaron en la ciudad de La Ceiba y en los mismos participó personal del Ministerio Público y operadores de justicia asignados a la zona norte de Honduras.

La Cámara de Gesell es muy importante para la protección de los menores que han sido víctimas de algún ilícito penal e impedir de esta forma exponerlos y exponerlas ante sus agresores.

La Fiscalía Regional en La Ceiba ya cuenta con este sistema desde hace unos meses, en beneficio de los pequeños y de sus familiares que han pasado por un proceso traumático producto de la violencia que se manifiesta de diferentes maneras, sobre todo la de tipo sexual.

capacitación Rescate en La Ceiba

La falta de herramientas legales que obliguen a los operadores de justicia a utilizar un solo testimonio como prueba anticipada ha provocado que los niños y mujeres víctimas de delitos y agresiones anteriormente hayan sido obligados a relatar los hechos más de 10 veces en el tiempo que duran los procesos de investigación y judiciales.

Pero la reforma al Código Procesal Penal mediante decreto 22-2015 aprobada por el Congreso Nacional en marzo 2015, con el propósito de legalizar el uso de la cámara como medio de prueba, asegura la no revictimización de las y los ofendidos.

La novedad de la reforma es que las víctimas pueden rendir su declaración con el apoyo de un psicólogo en un espacio adecuado -la llamada Cámara de Gesell-, sin sentirse limitadas o cohibidas ante la mirada del juez, fiscal, defensor o hasta del mismo acusado.

Así se le disminuye la ansiedad, la tensión y la vergüenza, especialmente cuando se trate de víctimas de agresiones sexuales.

La reforma busca proteger a la víctima a través de la reducción al número mínimo de participación de la víctima en el proceso penal, esto contrasta con la situación anterior en donde una víctima está obligada a rendir su declaración al menos 10 veces ante diferentes operadores de justicia, lo que profundiza el trauma y el sufrimiento de la persona.

En el caso de Medicina Forense se reducirá el número de entrevistas al estar presentes en la declaración de la víctima los profesionales de psiquiatría, psicología y el médico forense.

La reforma cobra importancia en la obligación que asume el Estado en proveer los insumos personales y materiales a efecto que estas cámaras funcionen para evitar que los menores, sujetos de vejámenes de carácter sexual, sean puestos cara a cara con el agresor.

Para que la protección a las víctimas sea una realidad, se necesita que los operadores de justicia, como son fiscales, jueces y policías, sean sensibilizados y capacitados en cómo evitar la revictimización y en cómo utilizar la Cámara Gesell en el proceso legal.

Las capacitaciones fueron realizadas por parte del Ministerio Público y la Escuela Judicial, con apoyo de la Asociación por una Sociedad más Justa (ASJ).

En Honduras ya existen nueve Cámaras de Gesell en las ciudades de Tegucigalpa, Santa Rosa de Copán, La Ceiba, Santa Bárbara, La Entrada, Copán; San Pedro Sula y Gracias, Lempira. Ahora urge la instalación de Cámaras de Gesell en Juticalpa, Comayagua y Roatán.

En qué consiste la Cámara de Gesell

Es una sala conformada por dos ambientes separados por un vidrio que cuentan con equipos de grabación de audio y video, así como micrófonos ocultos.

Cada cámara cuenta con un psicólogo, que es quien acompaña a la víctima en uno de los compartimientos y sirve como canal de las preguntas que hace el investigador, el juez, el Fiscal y el abogado defensor, que se ubican en la otra división cuando toman una declaración.

asj
asj

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *