Pronunciamiento APJ sobre amenazas a miembros de la Comisión Depuradora

La Alianza por la Paz y la Justicia (APJ), considerando que el pastor Alberto Solórzano y Omar Rivera son miembros de nuestro Consejo Consultivo, al igual que Carlos Hernández y el pastor Jorge Machado, los primeros miembros de la Comisión Especial para la Reestructuración y Depuración de la Policía Nacional y los segundos asesores de ese órgano, deseamos comunicar a la población en general lo siguiente:

  1. Que en 50 días de trabajo, la Comisión ha logrado avances notorios al depurar 68 policías, de 164 evaluados (41.5%) con la particularidad de que han venido limpiando la Policía “desde arriba hacia abajo”. Prueba de eso es que entre los separados están: 5 generales, 27 comisionados y 36 subcomisionados.
  1. El pasado 4 de mayo de 2016, el pastor Alberto Solórzano denunció que grupos tanto a lo interno de la Policía Nacional como a lo externo, estaban incómodos por el trabajo de la Comisión y que esos grupos sostenían reuniones para “evaluar” a cada uno de los miembros de la Comisión y hacer perfiles de los mismos y sus familias, representando esto una amenaza para su integridad y una acción de clara intimidación.
  1. La APJ lamenta que este tipo de amenazas continúan latentes, sistemáticas y, peor aún, que a 25 días de haberse denunciado esta situación, hoy las intimidaciones son más evidentes y públicas a través de acciones precisas y concretas que la APJ ha documentado, entre las que destacan:
    1. Vigilancia y merodeo a las viviendas en las cuales han habitado varios Comisionados y los asesores de la Comisión Especial.
    2. Investigación sobre la vida privada de los Comisionados (consultas a vecinos y reuniones privadas de grupos afectados por el trabajo de la Comisión).
    3. Seguimiento de los familiares de los Comisionados en vehículos pick ups, doble cabina, colores blanco y negros, sin placas y con vidrios polarizados;
    4. Colocación de notas y carteles anónimos con amenazas en la entrada de la vivienda de los Comisionados.
  1. Los hechos antes descritos han obligado a algunos miembros de la Comisión Especial a tomar la decisión de modificar su domicilio y lugar de residencia a fin de evitar este tipo de amenazas, lo que representa un desplazamiento obligado, que violenta sus derechos y libertades.
  1. En las próximas horas la APJ acompañará a los miembros de la Comisión que están siendo amenazados, a entregar a los órganos jurisdiccionales competentes: Ministerio Público y Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), toda la información recabada sobre estas intimidaciones.
  1. Las 20 organizaciones que conforman la APJ condenan y repudian estas acciones cobardes de estos grupos interesados en frenar el proceso de depuración policial que tanto se merece Honduras.

Bajo ese contexto, la APJ advierte que LA VERDADERA PROFILAXIS EN LA POLICÍA NACIONAL ES UN PROCESO QUE YA INICIÓ Y QUE NO TIENE PUNTO DE RETORNO, por lo que instamos a la Comisión, y a todos los buenos hondureños que anhelan una Honduras más Justa, para no dejarse amedrentar y por el contrario ver esta situación como una oportunidad para identificar y castigar a quienes durante décadas acallaron voces para evitar precisamente los resultados que hoy obtiene la Comisión Especial para la Reestructuración y Depuración de la Policía Nacional.

asj
asj

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *