Niños vigilan su derecho a la educación con veeduría de días clase en centros escolares

conferencia visita Delia Ferreira
Presidenta de Transparencia Internacional, Delia Ferreira, visitará Honduras
2018-11-13
oportunidad-de-empleo
Convocatoria para la contratación de Oficial de Recursos Humanos
2018-11-14

Niños vigilan su derecho a la educación con veeduría de días clase en centros escolares

dias clase

Tegucigalpa. En tres semanas durante el mes de octubre, los niños y niñas de una de las comunidades con mayores índices de violencia en la capital de Honduras solo asistieron seis días a la escuela.

A inicios del mes, el Gobierno otorgó una semana de asueto a los docentes y el resto de empleados públicos por un decreto legislativo que unifica tres feriados nacionales en la misma semana, aunque la ausencia de los escolares en las aulas de clase se extendió a causa de un temporal que dejó al menos seis personas muertas y más de 7,000 damnificados.

A raíz de esta situación, muchas escuelas fueron utilizadas como albergues para las personas cuyos hogares resultados afectados por las lluvias.

Apenas seis días de clase de los 15 o 18 que establece el calendario escolar. El dato fue levantado por los mismos estudiantes, niños de entre 10 y 16 años que están siendo formados en valores y ciudadanía activa por la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) y que, como parte de esta formación, también se han involucrado en un ejercicio de veeduría social para el control de días clase.

“¿Ya llenaron su cuadro de días clase? ¿Cuántos días de clase tuvieron?”, cuestiona el mentor al grupo de aproximadamente 20 niños… “¡Seis días!”, gritan al unísono dos o tres niños. “¿Seis días en el mes de octubre? En septiembre casi todo el mes tuvieron clase…”, repregunta el mentor para confirmar el dato.

Los niños murmuran y se escuchan algunas risas, mientras el mentor insiste en que guarden silencio para continuar la reflexión.

De acuerdo a las leyes hondureñas, los niños deben recibir al menos 200 días de clase. Aunque la meta ha sido superada en los últimos años, los estudiantes siguen perdiendo clases por muchos factores externos, tales como el uso de las instalaciones escolares como albergues, fumigaciones de las mismas y otros.

Este año, para compensar el tiempo perdido a causa de las lluvias, la Secretaría de Educación anunció la extensión del año lectivo por 10 días.

Veeduría social realizada por los niños

La ASJ ha capacitado anteriormente a padres de familia y miembros de comunidades en veeduría social para la verificación de días clases y hora efectiva clase.

El ejercicio con escolares, para la medición de días clases, comenzó a implementarse este año. En el mismo participan alumnos de tercero, cuarto, noveno, décimo y undécimo grado de aproximadamente 30 centros educativo ubicados en comunidades alto riesgo de Tegucigalpa y Comayagüela.

Los datos recolectados por los niños a lo largo del período serán recopilados para levantar un informe que será remitido a las autoridades de la Secretaría de Educación.

El objetivo de la iniciativa es empoderar a los niños, desde ya, para exigir el cumplimiento de sus derechos y en este caso particular, de su derecho a la educación.

“Así me doy cuenta de los días que asisto a clase y los días que no y saber más sobre el rendimiento que estoy teniendo”, comenta una de las niñas y agrega que “cuando no hay clase, le ayudo a mi mamá en los quehaceres de la casa, a barrer, a trapear y en mi tiempo libre veo televisión”.

La mayoría de los participantes comprende que la educación les cambiará la vida; no obstante, no son ajenos a la realidad del país.

“Me gustó llenar el cuadro porque uno se distrae, se le olvida”, expresa uno de los jovencitos mientras toca su cabeza, en alusión a las precarias condiciones en las que muchos de ellos viven.

A su comentario, otro de los niños añade que “el estudio es bueno, pero hay gente que ya tiene un diploma y el problema es que ya casi nadie les da empleo a las personas”.

Y es que la problemática de la pobreza y violencia sigue haciendo mella entre los más vulnerables, al punto que muchos de los escolares han pensado en salir del país. De acuerdo al informe de Rendimiento Académico 2017 de la Secretaría de Educación, alrededor del 24% de los niños está pensando en migrar y el 29% ya hablan de migrar.

Como iniciativa para prevenir la violencia y promover el desarrollo de los niños, sus familias y comunidades, actualmente la ASJ capacita unos 90 niños y adolescentes en: valores, ciudadanía activa, autoestima, espiritualidad, prevención de la violencia, embarazo precoz, alcohol y drogas.

En estos talleres, los niños también participan en actividades de recreación y emprendimiento, recibiendo clases de: inglés, bisutería, arte, música, deportes y barbería, de acuerdo a sus intereses.

asj
asj

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *