Clubes de Impacto clausuran en El Picacho un año de aprendizaje

caiga quien caiga
APJ cierra 2015 con destacados logros en seguridad y justicia
2015-12-11
conferencia colombia
Transformemos Honduras: Velando por una educación y salud de calidad
2015-12-14

Clubes de Impacto clausuran en El Picacho un año de aprendizaje

Clausura Clubes Impacto

Tegucigalpa. Al cierre del 2015, las niñas y niños de los Clubes de Impacto, del programa Impacto Juvenil, disfrutaron en el parque Naciones Unidas de El Picacho un día de juegos y aprendizaje.

Acompañados por sus mentores, psicólogos y voluntarios, los menores recorrieron cinco estaciones que tenían como objetivo fortalecer su autoestima, los valores aprendidos y su conocimiento sobre derechos.

Obstáculos preparados con cuerdas atadas a los árboles hicieron comprender a los niños cuán importante es luchar sin dejar a un lado sus aspiraciones.

Descendiendo una colina, aprendieron que su vida es su posesión más valiosa y que siempre habrá personas dispuestas a tenderles la mano en caso de necesitarla.

También construyeron una pirámide de autoestima, sumando elementos de conocimiento, evaluación y aceptación propia, con el objetivo de eliminar los elementos negativos de su vida y reemplazarlos por positivos.

Para poder atender a los 350 niños que acogen los clubes, los grupos fueron divididos de acuerdo a las colonias donde el programa tiene incidencia, tres de las zonas más peligrosas de la capital hondureña.

Es en estas comunidades donde los niños enfrentan sus más grandes retos, rodeados de pandillas, delincuencia común y precariedades.

Sin embargo, en los clubes aprenden a valorarse a sí mismos, a su familia y amigos, que Dios tiene un plan para sus vidas y que pueden lograr cualquier meta que se propongan.

Joshua Velásquez, de 13 años, expresó su alegría por compartir junto a sus amigos las enseñanzas del Club de Impacto al que acude cada sábado.

“Hemos aprendido a compartir juntos, hemos aprendido valores, hemos aprendido a mejorar nuestro vocabulario. Hemos aprendido varias cosas que nos han cambiado bastante”, confesó el niño, quien el próximo año ingresará a séptimo grado.
testimonio 2
“Me gustan las charlas. He aprendido a valorar mi cuerpo, a valorar a nuestro prójimo y a las personas que no conocemos también”, afirmó por su parte Rina Marcela Hernández Flores, de 16 años, quien planea estudiar Informática.

Los Clubes de Impacto atienden a menores de entre 10 y 16 años residentes en zonas de alta incidencia de delincuencia y criminalidad. En los mismos se imparten talleres sobre valores, autoestima y vocación.

Estas son algunas fotografías del evento:

Clausura del año con los Clubes de Impacto

asj
asj

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *