Capítulos de TI en CA presentan Reporte Sombra sobre avance en lucha contra corrupción

• Informe fue presentado en San José, Costa Rica, con apoyo de Chile Transparente.
• El instrumento de seguimiento fue diseñado por la Secretaría de Transparencia Internacional conjuntamente con los capítulos nacionales de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Perú.

Tegucigalpa. Los capítulos de Transparencia Internacional (TI) de Honduras, El Salvador y Costa Rica presentaron este martes el Reporte Sombra sobre el estado de implementación del Objetivo de Desarrollo Sostenible No. 16, relacionado con la lucha contra la corrupción.
El reporte fue presentado hoy en San José, Costa Rica, con la participación de Carlos Hernández, secretario ejecutivo de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) de Honduras; Roberto Rubio de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde) de El Salvador, Juan Pablo Sánz, Michel Figueroa y Eduardo Núñez de Costa Rica Íntegra.

El reporte busca evaluar la existencia de políticas y la forma en que estos se implementan y las brechas que existen para contar con marcos institucionales efectivos para el combate contra la corrupción. Lo que se hace por medio de la aplicación de un instrumento estandarizado para cada uno de los países evaluados.

El instrumento fue diseñado por la Secretaría de TI, la coalición global contra la corrupción, la cual diseñó una metodología para evaluar la implementación de las metas del ODS 16 (16.4, 16.5 y 16.10) y conjuntamente con siete de sus capítulos nacionales (Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Perú), elaboró informes independientes (reportes sombra) que permitan contar con una visión distinta a la de los gobiernos nacionales sobre cuáles son los desafíos que debemos emprender para lograr las metas que propone el ODS 16.

Entre mayo y diciembre de 2017, investigadores de cada capítulo nacional recolectaron los datos que luego fueron procesados y analizados por el equipo de Chile Transparente, que actuó como capítulo coordinador.

Cada área temática se evaluó en función de tres elementos. En primer lugar, se evaluó el marco legal e institucional del país. En segundo lugar, se consideraron los datos pertinentes de los países de las evaluaciones e índices producidos por los grupos de la sociedad civil y organizaciones internacionales. Por último, los investigadores realizaron una evaluación cualitativa de los esfuerzos de facto del país para combatir la corrupción.

En ese sentido, se evaluaron las áreas de: recuperación de activos, acceso a la información, transparencia de beneficiario final, transparencia fiscal, transparencia en la política e integridad en la administración pública.

Cada una de las dimensiones evaluadas se puntuó en una escala de 0 a 1, donde 0 representa avances nulos o escasos en la materia y 1 la aplicación más completa del estándar con que se está evaluando; además se incorporan 17 puntuaciones intermedias que se representan en un semáforo de avance, con la finalidad de facilitar la comprensión del estado de avance en cada área por cada país evaluado.

“El marco de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) se presenta una oportunidad inigualable para poder generar metodologías que nos permitan comparar y monitorear desde la sociedad civil el avance de los países miembros de Naciones Unidas, así como superar ese constante vacío de información en la que a veces navegamos los diferentes actores”, señalaron los organizadores.

Caso de Honduras

El reporte señala en el caso de Honduras que “las políticas tendientes a fortalecer el acceso a la información, promover la transparencia estatal y lucha contra la corrupción no han logrado instalarse como una prioridad en la agenda pública hondureña. Con dichos resultados se instala como uno de los países de la región, entre los evaluados, con mayor retraso en el desarrollo e implementación de políticas de integridad”.

No obstante, destaca que se han registrado avances significativos en la creación de registros para identificar a los beneficiarios efectivos de las empresas y se han desarrollado mecanismos para la recuperación de activos, que desde el punto de vista normativo, significan dejar atrás vacíos legales en el diseño institucional hondureño.

“Es necesario centrar los esfuerzos en fortalecer los mecanismos de acceso a la información y focalizar las políticas de transparencia en ámbitos como el ciclo presupuestario, la divulgación de información sobre beneficiarios finales y, especialmente, mejorar los mecanismos de integridad del personal que desempeña labores en los diversos órganos del Estado”, apunta el documento.

Vea el Reporte Sombra aquí:

DESCARGAR EL INFORME AQUÍ

asj
asj

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *