ASJ presenta informe de irregularidades en el Hospital Escuela Universitario ante comisiones interventoras

  • Entre anomalías destacan contratación de empresa de seguridad y compra innecesaria de reactivos.
  • Denuncias fueron recibidas por el Centro de Asistencia Legal Anticorrupción de la ASJ.

Tegucigalpa. La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), a través del Centro de Asistencia Legal Anticorrupción (ALAC), presentó este martes ante la Comisión Interventora del Hospital Escuela Universitario y la Comisión Especial para la Transformación del Sector Salud, un informe que recoge varias irregularidades registradas en el principal centro asistencial del país.

El informe expone siete diferentes irregularidades encontradas en el marco de diferentes denuncias recibidas a través del centro ALAC, entre las cuales figuran anomalías contra la administración pública, posibles incumplimientos de la ley y otros en detrimento del Estado.

Una de estas señala que en febrero pasado inició el proceso de contratación –mediante licitación pública- de la Empresa de Seguridad y Vigilancia Privada CK, S. de R.L. de C.V., por un monto de L. 19,209,600. En el marco de este proceso, la comisión evaluadora solicitó subsanaciones legales y técnicas; pero la Junta Directiva del Hospital Escuela Universitario (HEU) cambió la comisión evaluadora inicial por una segunda.

El documento indica que no se puede concluir si efectivamente se llevaron a cabo o no las subsanaciones pertinentes, aunque el cambio de la comisión no está debidamente sustentado ni justificado tal cual lo exige la ley.

Cabe destacar que esta empresa también fue contratada para brindar servicios con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) en un proceso similar al realizado en el HEU.

Compra de reactivos

Otro de los casos abordados fue la adquisición directa, mediante decreto de emergencia, de 25 reactivos de inmuno-histoquímica a la empresa Analítica Hondureña, S. de R.L. (Analihsa), los cuales eran innecesarios porque había en existencia.

Por cada reactivo se pueden hacer de 1,000 a 1,500 análisis, y según datos proporcionados por la unidad técnica del HEU, se realizó un promedio anual de 100 análisis entre 2016 y 2017, de acuerdo al documento. Esto quiere decir que con un solo reactivo se hubiera cubierto el promedio de 10 años, si no creciere la demanda.

Por otro lado, una muestra de ocho de los 25 reactivos indica que estos expiran entre 2018 y 2020, por lo que no podrán ser utilizados por el HEU. Esto implica un impacto económico de L. 2, 435,735.05.

Por otro lado, se detectó el uso de reactivos vencidos para la preparación de pruebas a pacientes del hospital y que, si bien, mediante dictamen interno el HEU solicitó a la empresa la reposición de los reactivos en enero del presente año y recibió respuesta positiva, a la fecha no hay evidencia que haya restituido o sustituido dichos reactivos, según denuncias recibidas.

asj
asj

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *