ASJ, MACCIH y Poder Judicial apoyan inédito proceso de selección de jueces y magistrados anticorrupción y antiextorsión

  • La conformación de juzgados especiales en materia de corrupción y extorsión se vislumbra como uno de los más transparentes desarrollados en el país con el apoyo de la sociedad civil a través de la ASJ.

Tegucigalpa. Durante más de tres décadas, la respuesta estatal en cuanto a investigación, judicialización y castigo de la corrupción ha sido poco efectiva, lo que ha derivado en impunidad a favor de quienes han confabulado para perjudicar al Estado de Honduras y a su población.

Que a la fecha apenas dos funcionarios hayan sido condenados por corrupción en Honduras y que cientos de familias sufran a diario la zozobra y la estela de dolor que arrastra la extorsión, ha sido impulso suficiente para que la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) decidiera impulsar la conformación de juzgados especiales para combatir los flagelos que han cobrado decenas de vidas.

La persecución de la corrupción pública es de especial interés para el Estado, con el fin de detectar, investigar y castigar este flagelo que debilita sus instituciones y genera desconfianza en la ciudadanía.

La corrupción no es un delito sin víctimas y si bien se invierten importantes recursos en el combate a la misma, esta debe medirse con igual relevancia en su perjuicio a los ciudadanos, a quienes hace aún más difícil el acceso a derechos y servicios básicos.

Por otra parte, la extorsión es uno de los flagelos que más ha dañado y mantenido de rodillas a los hondureños en los últimos años. Las autoridades estiman que cada seis horas se detecta un nuevo caso de extorsión y que solo en el sector transporte, representa una erogación de 540 millones de lempiras al año.

Inicialmente, la ASJ –capítulo de Transparencia Internacional (TI) en Honduras– promovió la creación de juzgados especializados en casos de corrupción, de manera que el sistema judicial contara con suficientes recursos para sancionar a los corruptos.

Esta iniciativa fue apoyada en 2016 con la llegada al país de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) de la Organización de Estados Americanos (OEA), la cual ha calificado el proceso en igual relevancia que la escogencia de magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

La conformación de juzgados especiales en materia de corrupción y extorsión, además de ser un proceso inédito en Honduras, se vislumbra ya como uno de los más transparentes desarrollados en el país con el apoyo de la sociedad civil a través de la ASJ.

Dicho proceso se enmarca en la selección de profesionales idóneos y valientes para luchar contra estos flagelos que durante décadas han manchado de impunidad el sistema de justicia en Honduras.

“Desde hace algún tiempo aspirábamos a poder tener esta figura de jueces especializados en el tema de corrupción y estar aquí hoy sin duda alguna para nosotros es de mucha emoción, pero también ser parte de un proceso en el cual tenemos que resaltar el profesionalismo, el compromiso de cada una de las personas involucradas, el tener las asociaciones de jueces creo que eso es muy muy importante, muy valioso para el proceso”, expresó Carlos Hernández, presidente de la ASJ y representante de TI en Honduras.

Es así que el Poder Judicial, la MACCIH y la ASJ apuestan por un perfil de honestidad, imparcialidad, capacidad y ética profesional mediante una nueva estructura de impartición de justicia independiente y contundente, que permita cambiar el curso de la historia de la nación.

Fue así como la selección de ciudadanos capaces y comprometidos inició en agosto de 2016 con la aplicación de normativas internacionales que incluyó un análisis curricular, pruebas de conocimientos jurídicos y de confianza, entre ellas pruebas socioeconómicas, toxicológicas, patrimoniales y aplicación del polígrafo.

Este proceso ha contado con el acompañamiento internacional, enfocado en que la ciudadanía pueda ir recuperando la confianza en el Poder Judicial y fortalecer la institucionalidad.

“Creo firmemente que nuestro sistema va ser fortalecido en la medida que la ciudadanía confíe en sus instituciones, pero también en la medida que las instituciones puedan desarrollar un trabajo transparente, un trabajo honesto, eficiente”, agregó Hernández.

Proceso participativo y transparente

En total, más de 200 aspirantes se inscribieron en el proceso. “Solo para los juzgados anticorrupción han concursado 102 personas, es bueno, quiere decir que hay mucho interés de lo que hemos podido ver hay personas del Poder Judicial, del Ministerio Público, de la defensa publica, hay personas del ejercicio privado, hay personas de muchas partes del país, es decir habido una buena concurrencia y eso nos anima a entender que va haber una muy buena base de donde sacar recursos humanos para jueces anticorrupción y antiextorsión”, confirmó Lester Ramírez, coordinador de Investigaciones de la ASJ.

Ramírez, quien además funge como secretario en el proceso, afirmó que “se han evaluados los perfiles, hojas de vida y antecedentes laborales, se ha sido transparente y se les ha dado a cada uno de los candidatos tanto a los que han aprobado y los que no, la oportunidad de que se les brinde una revisión en caso de que ellos tengan interrogantes”.

En el caso de los juzgados antiextorsión, se sometieron a concurso tres cargos de juez(a) de Letras Penal, cuatro cargos de juez(a) de Tribunal de Sentencia, tres cargos de magistrado(a) de Corte de Apelaciones y un cargo de magistrado(a) Integrante de Corte de Apelaciones.

Para los juzgados anticorrupción, la convocatoria se efectuó para dos plazas de juez(a) de Letras Penal, cuatro para juez(a) de Tribunal de Sentencia, tres para magistrado(a) de Corte de Apelaciones y uno para magistrado(a) integrante de Corte de Apelaciones.

“Con la MACCIH y nosotros como ASJ y el Poder Judicial hemos estado en los últimos meses trabajando un proceso que se ha llevado de manera objetiva, de manera técnica y ya se está terminando de analizar los últimos resultados poligráficos y se le estará pasando la terna al presidente de la CSJ, en los próximos días nosotros esperamos que antes de finalizar el mes de enero tienen que estar siendo nombrados estos jueces, también ya se está lanzando la convocatoria para el personal administrativo que va apoyar estos circuitos especializados en antiextorsión y corrupción en el país”, indicó Ramírez.

El proceso cuenta además de la colaboración activa de la MACCIH y ASJ, con un equipo veedor conformado por la Asociación de Jueces y Magistrados de Honduras (ASOJMAH); Asociación de Jueces por la Democracia (AJD); Asociación de Defensores Públicos de Honduras (ASODEPH); y Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados del Poder Judicial (ANFEPJ).

William Ramírez, representante de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad, destacó la responsabilidad y valentía de los aspirantes que concursan para conformar los juzgados especiales. “Van a conocer casos complejos que atentan no solo contra las personas, sino contra la gobernabilidad democrática del país. Este proceso de selección se sigue adecuadamente y se va a seguir trabajando de esta forma”, apuntó.

Mientras Omar Rivera, coordinador de Incidencia de ASJ, manifestó que este “es un avance importante en el proceso de consolidación de una institucionalidad pública que genere confianza en la población, pues el hecho de tener jueces especializados en corrupción y extorsión garantiza que este tipo de delitos van a ser a la hora del juicio adecuadamente tratado por personas que tienen suficiente conocimiento pero que tiene el calibre moral como para poder tomar decisiones éticas”.

Con un listado preliminar de candidatos seleccionados, se prevé que los nuevos jueces y magistrados anticorrupción sean presentados esta semana por Rolando Argueta, presidente de la Corte Suprema de Justicia, en presencia de Luis Almagro, secretario general de la OEA, como testigo de honor.

Vea el listado a continuación:

listado jueces y magistrados anticorrupción

asj
asj

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *