ASJ analiza en foro cómo la corrupción y la inseguridad socavan la democracia

  • El Foro Democrático Universitario fue organizado por segundo año consecutivo por UNITEC
  • Ética, responsabilidad política, depuración policial y transparencia fueron temas de debate

Tegucigalpa. Para reflexionar sobre la importancia de la participación ciudadana en el desarrollo de una nación, se realizó la segunda edición del Foro Democrático Universitario (FDU), organizado por la Universidad Tecnológica Centroamérica (UNITEC).

En el evento, organizado por UNITEC en San Pedro Sula, participó el representante en Honduras de Transparencia Internacional, Carlos Hernández, quien también es el presidente ejecutivo de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

Hernández expuso de manera clara y contundente el grave daño que la corrupción y la inseguridad le han causado al sistema democrático, no solo de Honduras sino también del Triángulo Norte de Centroamérica.

“Como sociedad civil trabajamos a diario, luchando porque haya transparencia y un buen gobierno, siendo portaestandarte de una ciudadanía que grita ´basta ya´ de tantos actos reñidos con la ley” apuntó.

Además, el representante de sociedad civil recordó los resultados de “Alerta Democrática”, ejercicio de análisis desarrollado en septiembre de 2015, donde fueron considerados cuatro posibles escenarios futuros de la democracia latinoamericana y particularmente la situación actual de la democracia en Honduras, sus retos y posibilidades.

“Alerta Democrática nos llamó a la reflexión sobre las estrategias que debemos seguir como sociedad (…) El fortalecimiento de la democracia exige instrumentos y liderazgos que puedan responder a los apremiantes retos sociales, económicos y políticos en la región”, destacó.

Durante su exposición, Carlos Hernández además explicó el impacto que ha tenido la corrupción y la inseguridad en la generación de inversión. Para el caso, Honduras en el 2015 ocupó el lugar 100 de 144 países en el Índice Global de Competitividad. En 2014 estuvo en el 114. A pesar de esta leve mejoría, el país no es tan atractivo para la inversión, debido a falta de transparencia e inseguridad.

En ese sentido, indicó que factores como la ineficiencia del gobierno con dos anteriores procesos de depuración fallidos (con más de 180 millones de lempiras invertidos, pero con bajo nivel de efectividad), los actos de corrupción (solo un hondureño pagó con cárcel su delito de corrupción durante últimos 8 años) y los niveles de violencia, criminalidad e impunidad (96% de homicidios no se investigan en Honduras) han socavado las bases de la democracia hondureña.

“Existen tareas pendientes por cumplir, aunque en los últimos años la sociedad civil ha realizado infinidad de esfuerzos para denunciar la corrupción, a pesar de ello, no tenemos personas pagando por sus delitos y esto se convierte en uno de los principales desafíos”, añadió.

En el FDU, que igualmente buscaba impulsar la participación de los jóvenes en política, se compartieron además resultados del Índice de Percepción de la Corrupción 2015 en donde se muestra cómo Honduras mejoró, de 2014 a 2015, 14 puestos en este ranking mundial. Según los resultados de este informe, Honduras pasó del lugar 126, en 2014 (175 países evaluados), a 112 en 2015 (168 países).

El foro tuvo una duración de dos días, iniciando el martes 2 de agosto. En el cónclave participaron expertos en seguridad y democracia de República Dominicana, Colombia y Costa Rica.  

El espacio consultivo permitió conocer también experiencias de éxito de otros países de la región, que han logrado avances democráticos con la sinergia de trabajo entre la empresa privada, gobierno y ciudadanía.

asj
asj

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *