Lucha por títulos de propiedad valió la pena para colonia marginal en Tegucigalpa

Print

images

En el año 1980, Arnaldo Martinez se mudó a Tegucigalpa con su esposa y tres hijos para encontrar mejores oportunidades y una vida más fácil. Ahora, tras años de incertidumbre, Martínez será dueño de su propiedad.

Gracias en parte al apoyo de ASJ, la colonia Centenos II donde vive la familia Martínez, está en las etapas finales del proceso de regularización. Este logro fue realizado con los esfuerzos de ASJ de ejercer presión sobre el Congreso Nacional. En el año 2004, el Congreso aprobó la Ley de Propiedad. Por medio de esta ley, los pobladores de varias colonias obtienen válidos titulos de propiedad en poco tiempo. Esencialmente, el gobierno a través del Instituto de la Propiedad, expropia las colonias donde hay un conflicto sobre la posesión, y los pobladores actuales pagan sus títulos por medio de un contrato de Fideicomiso. Mientras tanto, si un supuesto dueño demuestra ante un tribunal que es el verdadero dueño, recibe como indemnizacion los fondos pagados al banco por los pobladores.


El Proyecto Gedeón hace un impacto: El Proyecto Gedeón de ASJ continúa a proveer a jóvenes en alto riesgo con experiencias positivas en la comunidad a través de siete grupos “IMPACTO.” Durante el presente mes, ASJ dio la bienvenida a dos entrenadoras de la Fundación Nuevos Horizontes de Romania, quienes proporcionaron un mejor conocimiento de la metodología IMPACTO a los líderes de los grupos.
El proceso de regularización ha sido dificil para los pobladores de Centenos. Debido a un error cometido por el Instituto de Propiedad, el perímetro de la colonia no fue claramente establecido. Debido a este error, el Fiduciario—el banco que había aceptado el contrato de Fideicomiso—se retiró del acuerdo antes de firmarlo. Según Nora Irías, la promotora social del Equipo de Derechos a la Tierra, el banco se negó a adaptar sus regulaciones estrictas y terminó el contrato sin resolver el problema.


El proceso de la regularización había estado estancado por dos años cuando ASJ comenzó a acompañar a Martínez y la colonia en negociar con otro banco. Después de seis meses de acompañamiento de ASJ, los pobladores firmaron un contrato de Fideicomiso con el banco y siguieron adelante en la titulación.


Martínez, un vigilante de 62 años, es uno de los fundadores y el presidente del patronato de Centenos II. Ha servido como el representante de la colonia por todo el proceso de regularización, y su trabajo ya está empezando a dar fruto. Una vez que las familias paguen el valor del justiprecio por su predio, recibirán sus títulos. Con un título, Martínez podrá sacar un préstamo para reconstruir su casita de madera con ladrillos.


Los pobladores podrán realizar logros que serían imposibles sin sus títulos de propiedad: por ejemplo, obtener un préstamo o iniciar un negocio.
Según Martínez, el título lo protege del desalojamiento, y garantiza que pueda vender su predio o legárselo a sus hijos cuando muera. “Es importante tener el derecho de ser dueño de mi propiedad y de venderla si quiero. Sin el título, podrían quitármela.”


Sin la ayuda de ASJ, la colonia de Cetenos II todavía estuviera estancada en el proceso de la regularización.
“Nos han ayudado mucho,” dijo Martínez.

Last Updated ( Tuesday, 06 October 2009 09:48 )