Roberto Micheletti: ¿Defensor de la constitución?

E-mail Print PDF

MichelettiRoberto Micheletti ha trabajado sin descansar tratando de convencer al pueblo hondureño y a la comunidad internacional  que él es un defensor de la Constitución, un héroe de la patria. Pero un vistazo a su pasado revela que en sus 30 años como diputado poco ha hecho por defender la constitución, a los pobres y  al bien común. Su historia no es tan heroica; él manejó millones en subsidios sin la debida transparencia, fue acusado por corrupción y él mismo intentó manipular la Constitución.

Y aunque ahora parecen enemigos, no mucho antes del golpe de estado, Micheletti fue uno de los aliados políticos más cercanos de Mel Zelaya, apoyándole en su búsqueda de poder. De hecho, Zelaya no hubiera llegado al punto de intentar convocar a una Asamblea Constituyente si no fuera por Micheletti. El Congreso  de Micheletti ratificó el ALBA, la compra de petróleo de Venezuela, la Ley de Participación Ciudadana.

 Otros sitios de interés
Relaciones con Zelaya

En las elecciones internas del año 2004, Roberto Micheletti fue coordinador de la campaña de Manuel Zelaya , y a cambio, Mel lo apoyó para que llegase a la presidencia del Congreso Nacional. Hoy los dos personajes se encuentran sumidos en una aparente “enemistad,” cuyo trasfondo real parece ser desconocido u olvidado.

Fue el Congreso  de Micheletti que aprobó la compra de petróleo subsidiado por Venezuela, aumentando la influencia de Chávez en Honduras y creando un fondo grande para uso no definido.  En su campaña,  Manuel Zelaya prometía que iba a bajar el precio del combustible, su primer intento improvisado no dio fruto cuando se dio cuenta que el gobierno no tenía donde guardar los millones de galones que compraba. Entonces Hugo Chávez, el presidente de Venezuela, le extendió una invitación para participar en la Alianza PetroCaribe. Como miembro de la alianza, Honduras pagaría un 60 por ciento del precio del mercado en efectivo y el otro 40 por ciento lo pagaría en 25 años con un interés del 1 por ciento,  ese 40% supuestamente iba a ser invertido en programas sociales, pero no quedó reglamentado en el momento de su aprobación—a pesar de que varios diputados lo denunciaban en la prensa-entonces, ese fondo al final se convirtió en un fondo privado  de la  presidencia para usos discrecionales, como el proyecto de la Cuarta Urna. Por lo tanto, Micheletti como presidente del Congreso, facilitaba el acercamiento entre Chávez, Zelaya y Honduras en general, y a pesar de la falta de  control sobre los fondos de PetroCaribe, el congreso de Micheletti lo aprobó.

Fue  el Congreso de Micheletti que aprobó la adhesión de Honduras al ALBA.  En el 2008 Zelaya empezó a promover la idea  de incluir a Honduras en la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA. Al principio, Roberto Micheletti dijo que el Congreso Nacional no ratificaría el decreto ejecutivo, pero unas semanas después el Congreso de Micheletti lo aprobó, esto con la ausencia de 18 de los diputados del partido Nacional y con el fuerte rumor de que a cambio de dicha aprobación, Micheletti tendría el apoyo de Zelaya en las elecciones internas y que el dinero del ALBA financiaría la campaña. Así fue que Zelaya y Micheletti anduvieron juntos en campaña nuevamente, pero esta vez Zelaya a favor de Micheletti. 

imagesJuntos, Zelaya y Micheletti trataron  de parar la candidatura de Elvin Santos. Según un reciente cambio constitucional, Micheletti tenía que renunciar como presidente del Congreso  para ser candidato presidencial—esto para evitar que  usara su posición y recursos para apoyar su campaña—a todas luces, un cambio constitucional muy sano. Sin embargo, Micheletti  logró que la Corte Suprema anulara ese cambio, dejando el camino libre para poder ser presidente del congreso y precandidato presidencial.

Pero por  otra parte, Micheletti argumentaba que Santos sí estaba inhabilitado porque  como vice-presidente había ocupado la presidencia mientras el Presidente Zelaya andaba fuera del país. Pero al final de una serie de maniobras, Santos ganó las elecciones internas por una cantidad abrumadora de votos.  Así en este tipo de actos se mira el respeto que Micheletti tiene para la Constitución de la república.

Subsidios y leyes para beneficiar a los diputados

Micheletti manejó  millones de lempiras sin transparencia ni rendición de cuentas.

Como diputado, Micheletti manejó 150 millones ($7.9 millón) de subsidios. Fue él quien decidía cuánto asignaba para cada diputado. Este dinero es supuestamente para el beneficio de las comunidades, pero se nota el juego político; por ejemplo, según el informe Balance Legislativo 2008  de CIPRODEH, Micheletti  eliminó los subsidios de los 20 diputados Liberales que apoyaron la candidatura de Elvin Santos.

También,  el departamento de Yoro, (lugar de origen de Micheletti), fue el segundo en obtener la mayor  cantidad de dinero en subsidios, aunque su población no tenga el segundo más alto número de habitantes. En el 2008, año de elecciones internas, Micheletti distribuyó subsidios en 95 proyectos sociales, en relación a 7 proyectos en 2007 y 15 en 2006. Pero a pesar de estas inversiones en proyectos sociales, la gente mostró su odio para esta figura, ya que Micheletti perdió las internas en su propio departamento con un pésimo porcentaje de votos.

Estos fondos son públicos—son impuestos pagados por los ciudadanos, son préstamos que tenemos que pagar mas adelante, pero no existe ninguna transparencia en sus gastos—los diputados sólo firman un recibo pero no tienen que presentar facturas por las compras, ni informes de lo que se ha construido, ni hay auditoría de los proyectos .

Micheletti apoyó leyes en beneficio de los diputados

imagesEl Congreso de Micheletti  ha sobre aprovechado  una ley en que se exonera de impuestos a los diputados para la introducción de vehículos, equipo de sonido para propaganda, equipos de computación y cualquier otra maquinaria o material necesario para el partido político, sin que el valor de los impuestos exceda a los dos millones de lempiras. Los diputados han abusado de esta ley, importando carros como Hummers, Porsches y un Mazeratti con el valor de L. 1.8 millón ($95,000). Esta ley ha resultado en la pérdida de L. 323 millones ($1.7 millón) en impuestos sin que tenga ningún beneficio para el pueblo.  Micheletti dijo que investigaría  el abuso de esta ley, pero sólo fueron palabras, nunca se cumplió, al contrario, él lo defendió .

Roberto Micheletti y su ignorancia de la sociedad civil

Con 30 años como diputado y alto funcionario, Micheletti  ha ignorado a la sociedad civil. En el asunto de la huelga de hambre de los fiscales, y en varias leyes que necesitan reforma él  ha dado la espalda al pueblo.

Micheletti ignoró la huelga de hambre de los fiscales

En el 2008 hubo una huelga de hambre de 10 fiscales pidiendo esclarecer 23 expedientes por casos de corrupción que se encontraban archivados en la Fiscalía, supuestamente para proteger a los autores de dichos actos, la mayoría de ellos son de empresarios reconocidos en Honduras. La huelga fue apoyada por muchos hondureños, incluyendo el pastor Evelio Reyes—quienes acusaron al final a Micheletti de prepotencia y de no querer la transparencia y rendición de cuentas, ésto a pesar de prometer en su discurso inaugural  como Presidente del Congreso, que combatiría la corrupción y traería transparencia al gobierno; sin embargo,  desperdició su oportunidad para hacer justicia en el Ministerio Público. 

Micheletti nunca reformó a la Ley de Minería

La ley de minería fue aprobada después del huracán Mitch con intención de fomentar la inversión extranjera para crear trabajos, pero la ley da muchos beneficios  a las compañías a costa del medio ambiente y a la gente que vive en los alrededores de las minas. La Sociedad Civil, incluyendo el Cardenal Oscar Rodríguez, ha clamado  por una reforma a esta ley, y durante la administración de Roberto Micheletti, la ley se sometió a discusión, revisión y se aprobaron varios artículos. Pero según un diputado del Partido Unificación Democrática, Tomás Andino, la ley nunca fue reformada debido a que dinero de las compañías de minería financiaron la campaña de Micheletti.

¿El Defensor de la Constitución?

imagesMicheletti dirigió su propia campaña para cambiar los artículos pétreos. Hoy en día Roberto Micheletti alega que Manuel Zelaya traicionó a la patria en su búsqueda de una Asamblea Constituyente. Pero en 1985 Micheletti hizo lo mismo, él “traicionó la patria” cuando trató de cambiar  los artículos pétreos de la Constitución para dejar que el entonces Presidente, Roberto Suazo Córdova extendiera su término.

Es anti-constitucional expulsar un hondureño de su país, pero Micheletti lo defiende.  Siendo presidente,  Zelaya fue expulsado del país, y Roberto Micheletti defiende estas acciones, y hasta ahora, él no ha sufrido ninguna consecuencia por esta disposición. Según su propio criterio, Micheletti debió de haber sido expulsado, o por lo menos, separado de su cargo como diputado.

En un último asalto a la Constitución, Micheletti suspendió libertades constitucionales para silenciar a los que estaban en contra. La noche del domingo 27 de septiembre, Roberto Micheletti anunció  la suspensión de cinco garantías constitucionales, entre ellas están: la libertad de expresión, la libertad de circulación, y la libertad de asamblea. En la mañana, los militares entraron a las instalaciones de Radio Globo y del Canal 36 para cancelar sus emisiones. Ese mismo día el Congreso rechazó el decreto y pidió su anulación, pero Micheletti se negó a sus llamados. Este acto es la marca de una dictadura que pisotea  la Constitución y al pueblo.

Conclusión

Hoy en día hay una gran cantidad de “blancos”,  marchan a favor de este “defensor de la democracia” cuyas acciones—uso del dinero público para sus propios intereses, flexibilidad con la Constitución, ignorancia de la sociedad civil—muestran que a él no le importan los pobres ni la democracia. Debemos preguntarnos si realmente vale la pena apoyar las acciones de Roberto Micheletti.

Last Updated ( Tuesday, 13 October 2009 22:17 )  

Convenio ASJ - Ministerio de Seguridad